Lun. Oct 18th, 2021

Comunicado de agradecimiento por el apoyo mostrado por la Concejalía de Transportes del Ayuntamiento de Güimar

No es habitual que Fedetax use este medio para mostrar agradecimiento a un político por algo que se presupone que un cargo público debe realizar en el desempeño de sus funciones. Pero en el caso que nos ocupa, entendemos que es justo y merecido el reconocimiento de este sector para con la Concejal de Transportes del Ayuntamiento de Güimar la Sra. Dª Patricia Encinoso Pestano.

Desde su toma de posesión, en el cargo de Concejal de Transportes, se ha volcado literalmente en un apoyo manifiesto y efectivo para con el sector del Taxi en este Municipio, mostrando un interés constante en el día a día de este Sector, no sólo con asociaciones que representan al taxi en el municipio, sino para con esta organización.

Por ello nos sorprende que alguien ponga en cuestión esa dedicación, sobre todo cuando las afirmaciones que se hacen se realizan desde fuera del sector, a través de alguna red social que desconoce la realidad que nos ocupa y que en el mejor de los casos habla de oídas y poniendo voz a alguna minoría, que no sólo busca el enfrentamiento entre compañeros de trabajo sino su propio interés personal.

En particular nos referimos a la presión que se ha ejercido contra esta Concejalía para intentar dejar sin efecto el Decreto que regula la prestación de servicios de Taxi a través de turnos establecidos, generados por la actual situación sanitaria.

El Gobierno de España ha considerado el servicio de taxi como una actividad esencial en la actual situación sanitaria y ha previsto en su ordenamiento jurídico el otorgar capacidad a las administraciones locales para que regule su actividad mientras dure esta situación sanitaria y motivo de ello es por lo que la inmensa mayoría de ayuntamientos de Canarias han regulado sus flotas estableciendo turnos, horarios y requerimientos específicos a la hora de prestar el servicio.

Ejemplo de ello son los municipios de San Cristóbal de La Laguna, Puerto de la Cruz, Arona, Adeje, La Orotava, y así una larga lista de ellos, entre los que se encuentra el municipio de Güimar. 

Desde el comienzo de la pandemia se tomaron estas medidas para poder mantener el servicio de una forma segura, no sólo teniendo en cuenta el interés de los prestadores del servicio sino como prioritario el interés de los usuarios. Reduciendo las flotas, reduciendo la ocupación de los vehículos, extremando las medidas sanitarias y de limpieza tanto de conductores como de los vehículos, haciendo uso siempre de mascarilla en su interior, etc…. Cuestión esta que ha cumplido a pies juntillas el sector ya que entiende que lo primordial es la seguridad del servicio.

No debemos de olvidar que el servicio de taxi debe de ser seguro y entendemos que estas medidas establecidas por las autoridades sanitarias garantizan en su conjunto la seguridad de los clientes y del propio taxista. 

Como ya hemos mencionado, entre las medidas descritas se encuentra la reducción de las flotas que prestan servicio diariamente en los diferentes municipios y que resultan necesarias para el mantenimiento, tanto sanitario como económico del sector, un sector que presta un servicio público impropio, lo cual quiere decir que, “se presta al público sin que la administración provea de ingreso alguno para su desempeño”.

Y esta reducción de flotas es la que ha propiciado que no desaparezca un sector que ha visto mermar sus ingresos preocupantemente durante los dos últimos de pandemia y que acabara desapareciendo.

Por todo ello es por lo que no salimos de nuestro asombro, cuando en el Municipio de Güimar, se plantea que esta medida desaparezca de la noche a la mañana, no por el interés manifiesto en contra de su retirada de prácticamente la totalidad del sector del taxi, ni de la Concejala de Transportes, sino por dos taxistas que velan más por el interés personal de mantener su huertito, sabe Dios y ellos como,  que por el interés general. Muestra de ello es que la Asociación mayoritaria del Sector del Taxi en Güimar debatió en su orden del día proponer o no, al Ayuntamiento la retirada de esta medida en una Asamblea específica para ello y se aprobó su mantenimiento por mayoría aplastante.

Desde la Federación Regional del Taxi de Canarias, en representación  de la mayoría de los  autónomos del taxi de Güimar, esperamos que el Señor Alcalde reconsidere esta medida, que tome cartas en el asunto, que  afronte la  realidad que demanda la mayoría del sector y de ciudadanos, pues no ha habido quejas sobre el servicio, en vez de plegarse a los intereses de dos personas por cercanos que estos le sea. 

“No ve justo el sector, que la última palabra sobre una decisión tan transcendental como esta, la tome un funcionario desde la comodidad que le ofrece  la burbuja de su despacho, que no entiende o mal entiende cual es la realidad de un sector que desconoce, al menos para los intereses de la mayoría, si es consciente de los intereses de esa minoría, y que encima se permite ningunear, afectando con su postura más propia de tiempos pasados, el futuro de un servicio que se presta a la ciudadanía, lo cual deja bien claro la valentía de quien o quienes tienen que tomar decisiones amparados en su postura”