Lun. Jun 17th, 2024

Los Ayuntamientos y el Sector del taxi de la Comarca Sur de Tenerife crean un frente común para combatir la problemática que genera la implantación del Uber

Representantes de las Administraciones Locales de la Comarca Sur de Tenerife y  del Sector del Taxi se reúnen en Granadilla de Abona para buscar soluciones tras la entrada en escena de Uber en Tenerife.

La reunión celebrada en el San Isidro Espacio Cívico (SIEC) ha contado con la presencia de las alcaldesas de Granadilla de Abona, Jennifer Miranda; de Arona, Fátima Lemes, y de Guía de Isora, Ana Dorta, y de los alcaldes de San Miguel de Abona, Arturo González, y de Santiago del Teide, Emilio Navarro, así como con los concejales de Transportes, la Federación de Taxis de Canarias (Fedetax) y los representantes de las asociaciones del taxi del sur, entre otros.

Los representantes municipales coincidieron en su totalidad en aunar esfuerzos para abordar una situación que afecta a toda la comarca y a un sector del que viven directa e indirectamente miles de familias, y que en estos momentos se encuentran en una situación “delicada” y de “incertidumbre”.

En este sentido, se hizo hincapié en que “es necesario la unión para actuar con urgencia y lo antes posible para que se puedan realizar este año las modificaciones oportunas de la normativa que regula al sector y poder dar garantías y seguridad al sector del taxi”.

Tras un largo debate sobre el tema hubo unanimidad, tanto por los planteamientos realizados por los responsables políticos de la Comarca Sur como por los expuestos por el Sector del Taxi.

Entre las conclusiones de este foro sobre las VTC, se acordó proponer al Gobierno de Canarias que efectúe, a la mayor celeridad, las modificaciones legislativas pertinentes para introducir factores de sostenibilidad y de congestión del tráfico en la regulación relativa a posibles nuevas solicitudes de VTC en Canarias, que vayan más allá de criterios de estricta libre competencia y de las particularidades de la ultraperificidad de las islas Canarias.

Del acuerdo se dará traslado posteriormente al Cabildo de Tenerife y el Gobierno de Canarias, con vocación de mantener reunión conjunta entre todas las administraciones.