Jue. Jul 7th, 2022

Fedetax presenta observaciones al Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional del Teide.

La Federación Regional del Taxi  de Canarias tras analizar la aprobación provisional del Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional del Teide ha presentado ante la Consejería de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias un documento describiendo las observaciones a dicho Plan que afectan directamente al servicio de Taxi.

En dicho documento se solicita a la Consejería de Transición Ecológica que modifique el Plan de Uso y Gestión del Parque, con la intencionalidad de que el servicio de taxi siga pudiendo desarrollar su actividad tal cual se viene prestando hasta la fecha.

La modificación y adecuación al Plan Rector de Uso y Gestión del Parque no ha tenido en cuenta la contratación que un usuario, tanto residente como turista, pudiera hacer de este servicio de transporte para hacer una visita, tanto privada como guiada al Parque Nacional, el cual es por singularidad propia el espacio que mayor demanda de visitas turísticas tiene la Isla, siendo uno de sus iconos más preciados internacionalmente.

“No se podría entender que se venda internacionalmente el Parque Nacional de Teide como uno de los principales atractivos de la Isla y que cuando un turista quiera usar un taxi para poder visitarlo se le niegue ese derecho”

Por ello se solicita una regulación por parte de la Consejería  que no haga distingo entre el servicio autorizado mediante guagua privada y  taxi, ya que ambos transportes están sujetos a idéntica autorización de transporte discrecional, siendo destacable  precisamente  que las visitas al Parque Nacional se realizan por pequeños grupos de visitantes que no demandan vehículos de gran capacidad.

Del análisis del texto aprobado inicialmente se extrae la conclusión de que esta norma impediría una posible contratación de transporte demandada por un grupo de personas  igual o inferior a ocho, y se les negara la posibilidad efectiva de visitar el Parque, ya que el Plan de Gestión no contempla este medio de transporte como una opción autorizada, siendo este claramente un agravio comparativo para cualquier usuario (tanto residente como turista).